Funko POP Umbrella Academy

Funko POP Umbrella Academy, una familia peculiar.

Los Funko POP Umbrella Academy se inspiran en la seria de Netflix creada por Steve Blackman que adapta la homónima serie de cómics de Gerard Way (si, el vocalista de la banda My Chemical Romance). Todo un éxito para la plataforma y una sorpresa para muchos que no conocían la obra original. 

La historia comienza con 43 mujeres repartidas por el mundo que dan a luz en el mismo instante, simultáneamente, aunque aun más extraño es que ninguna había tenido síntomas de embarazo hasta el mismísimo parto. Un multimillonario decide reunir a siete de estos niños bajo su tutela, llamarlos por un número consecutivo y desarrollar sus habilidades especiales para convertirlos en superhéroes que luchen contra el crimen. Muy sano todo, ¿verdad? Sólo deja aparte a Vanya, ya que no tiene poderes. Y, por si fuera poco, les crea una madre robot y "contrata" un simio muy inteligente que habla como mayordomo, que los chicos necesitan algo de amor.

Así, nos encontramos con Vanya (7), la violinista sin poderes deprimida; Luther (1), el hombre medio animal muy fuerte y simplón; Diego (2), el cuchillos, Allison (3), la actriz con el poder del convencimiento; Klaus (4), el drogadicto que convoca espíritus de muertos; Ben (6), tenía el poder de abrir un portal interdimensional en su barriga que permitía el acceso a seres interdimensionales como el primigenio Cthullu, pero murió y es un espíritu que acompaña a Klaus, el único que le ve y habla ; y Cinco, que no tiene nombre de pila seguramente porque era el más "peculiar" y que con su capacidad del viaje espacio-temporal fue al futuro sin mucho control y no puede envejecer físicamente. Ante tal panorama, no es de extrañas que esta particular familia no mantenga buenas relaciones, pero todo ello cambiará cuando el viejo millonario muere en extrañas consecuencias, Cinco regresa de su accidentado viaje temporal y los jóvenes sean los únicos capaces de salvar al mundo de un Apocalipsis. 

Los Funko POP Umbrella Academy son una colección tan peculiar como la serie en la que si inspiran. Estamos ante una estética asociable al movimiento emo británico de décadas pasadas, algunos toques victorianos steampunk y mucho, pero que mucho estilo Gerard Way. Si te gustó la serie, te gustarán estas figuras y serán un imprescindible en tu colección.